Reportaje para Ideal de Almería -25 de diciembre de 2007

El pintor Manuel Domínguez abre la sala de exposiciones 'Arte clásico'

La ha inaugurado con obras de pequeño formato realizadas por este creador

Destaca por la técnica al natural, «me permite seguir disfrutando de la pintura»

Antonio Verdegay Almería

La pintura es una afición generalizada en la sociedad. Crear una obra de arte ya es una tarea bastante más compleja. Pero pintar al natural, es decir, buscar un sitio, la luz ideal, sentarse delante del lienzo y, en mitad de una calle o playa, no parar hasta terminar el lienzo, es una labor que sólo unos pocos realizan hoy en día. Manuel Domínguez es uno de ellos. «Es mi seña de identidad, y la manera que tengo para seguir disfrutando de la pintura, para no perder la esencia de este arte. Solos el entorno y yo. Pienso que la pintura al natural es más directa y hace el cuadro más humano».

Ahora ha dado un paso adelante con la apertura de una sala de exposiciones, en la calle Granada, 80, llamada 'Arte Clásico'. «Me permitirá vivir con mayor intensidad el mundo del arte y compartir con el resto de compañeros y personas aficionadas». El estreno, cómo no, ha sido con obras de su cosecha. Más en concreto, con una exposición de pintura de pequeño formato, ideal para estas fechas. Como se menciona en la invitación, «esta Navidad regala arte». Manuel Domínguez explica que «se trata de obra nueva, que he realizado principalmente en acuarela, aunque también se pueden encontrar algunos óleos». Marinas, bodegones y algunos rincones de Almería y provincia se pueden contemplar, y comprar, en esta exposición que se encontrará abierta hasta la finalización de las fiestas navideñas, con la llegada de los Reyes Magos.

En los 28 cuadros se puede comprobar su pulida técnica al agua, a la que ha dedicado tantos años de práctica y experiencia. Siempre figurativa. Isleta del Moro, cortijo de Viator, barcas de pesca de El Alquián, etc. Rincones donde Manuel Domínguez ha permanecido durante horas, para crear estos lienzos de gran belleza plástica.

«El dibujo siempre me ha gustado y ya a los 12 años pintaba. Y no he parado hasta ahora, que tengo 53. Una profesión que es mi vida, y de la que soy un afortunado pues puedo vivir de ella». Su fórmula de trabajo es siempre la misma. Pasea en busca de este rincón con misterio o con sabor, y una vez encontrado, se fija en la luz ideal. Una vez enmarcado en su mente, Manuel Domínguez llega con sus 'bártulos' y pinta al natural, y, si no hay problemas con el cambio de iluminación, puede permanecer en el mismo sitio durante horas hasta terminar la obra.

En una playa o un rincón alejado no hay problemas, pero ¿en mitad de la ciudad?. «La gente se para, pregunta y observa. Al principio me intimidaban, pero ya estoy acostumbrado. Yo sigo con mi creación y ellos que contemplen el proceso si les apetece».

La exposición ha arrancado con sus propios lienzos, pero la idea es abrirlo a otros artistas, «siempre con la premisa de la calidad por delante». Así mismo, deja claro que «aunque el nombre de la galería es Arte Clásico, no nos cerramos a otras tendencias. La galería deberá ir evolucionando y siguiendo su camino, siempre desde el prisma de obra con belleza plástica».

Manuel Domínguez también es un especialista en el retrato, único campo donde permite que la obra no sea al natural. «Prefiero realizar la obra delante de la persona, al natural, pero si no tiene tiempo, se pone nerviosa, o quieren un retrato de un antepasado, pues hago el cuadro en base a una fotografía. Lo que no estoy de acuerdo es con el proyector, aunque respeto que cada uno trabaje como desee». Un hombre que vive para el arte y ahora abre nueva sala de exposiciones.

 

 

IR A PÁGINA INICIO VOLVER << Anterior Siguiente >>