Escrito por Antonio Cobos-(Decano de la Asociación Española de Críticos de arte)- Texto para el catálogo de la exposición en la Galería Zuccaro de Madrid del pintor almereiense Manuel Domínguez. 51

                   EL ACUARELISMO SIN MACULA DE MANUEL DOMINGUEZ

          Manuel Domínguez, singular artista perteneciente al la saga de pintores almerienses de su nombre, presenta por vez primera sus obras en la capital de España- Justamente en la Galería de Arte "Zuccaro" después de haber consagrado cumplidamente su firma de acuarelista en toda Andalucía y en el Levante español. Es sorprendente la floración actual española de grandes pintores acuarelistas. Aquellos pintores decimonónicos que utilizaban el procedimiento de la pintura a la aguada como simple "divertimento", o para realizar bocetos de aquellas obras que habrían de realizar al óleo, se quedarían sorprendidos de que, el leve y milenario género pictórico de la legendaria China, llegaría a trocarse en España- por obra y gracia de muchos artistas singulares-, en un procedimiento pictórico de tono mayor, capaz de competir con las creaciones oleistas. El acuarelismo limpio, luminoso y simplicísimo de Manuel Domínguez, no tiene nada que ver, con aquel acuarelismo conseguido por fuertes toques impresionistas de estirpe catalana, que categorizó en su día, formando escuela, el maestro Ceferino Olivé, y tampoco tinen nade en común- salvo en lo que a calidad se refiere- con el acuarelismo riguroso, y sorprendente en sus diluciones acuosas, de los acuarelistas matritenses. Julio Quesada y Rafael Requena. El suyo se encuentra dentro de esa línea simplicísima hiperrealista del artista logroñés, Infante. Un acuarelismo sin mácula y de muchos quilates, porque además de aprovechar al máximo la blancura del papel, tiene un substractum pletórico de acentos poéticos.

ANTONIO COBOS- Crítico de Arte. Decano de A.E.C.A-(Asociación Española de Críticos de Arte)

 

IR A PÁGINA INICIO VOLVER << Anterior Siguiente >>