28

VIIERNES 19 DE APOSTO DE 1996        La Voz de Almería 
                                                                         CULTURA
                                                                      ENTREVISTA

                                                                  Manuel Domínguez
                                                                               Pintor

                            "Nunca un cuadro debe ser una fría representación de la realidad"

      Luís Vera
      A partir de mañana sábado, LA VOZ DE ALMERÍA regalará con el periódico una colección de láminas elaboradas a plumilla sobre diferentes estampas de Roquetas de Mar y Aguadulce. Los dibujos han sido elaborados por el pintor almeriense Manuel Domínguez, un artista metódico que ha sabido utilizar con maestría la técnica para conseguir los mejores resultados en este trabajo.
     Pregunta.- Su pintura se caracteriza por ser especialmente puntillosa, detallista.
     EL PERFIL
     El pintor precoz
     A Manuel Domínguez no le faltó tiempo para empezar a pintar, y para hacerlo bien. Nacido en Almería en 1954, a los doce año ya obtiene su primer premio de pintura infantil, en el Concurso de Dibujo y Pintura al Aire Libre celebrado en Almería en el 68. Licenciado en Bellas Artes, realiza exposiciones anuales en su tierra y lleva su obra por toda España: Mallorca, Valencia, Madrid y Bil¬bao. Para un futuro próximo prepara muestras en Madrid y Barcelona.
    Respuesta.- Sí, pero no se trata de recoger el detalle por el detalle. Sólo si sirve para crear ese ambiente que siempre se busca, la calidad que necesita un lugar o un objeto.
P- ¿Qué hay de imaginación y qué de realidad en el arte?
R.- A veces compongo las obras en mi imaginación, y busco completarlas en la realidad. Otras veces lo veo y entonces, instintivamente, imagino el cuadro ya pintado.
P- ¿La pintura llena su vida?
R.- Yo siempre estoy pintando, mirando las cosas para llevarlas al papel, y comentándolas con mi mujer, que también pinta.
P- La pintura como trabajo, ¿se sufre?
R.- Para mí es una dedicación más que un trabajo, y en todo caso es un trabajo agradable, que tiene su parte de sufrimiento en algunos momentos.
P- Y su mujer ¿le enseña?
R.- Nos enseñamos mutuamente.
P- ¿De quién ha aprendido?
R.- Sobre todo, de mi padre .....
pintar al natural. Ha sido mi gran maestro.
P- Su pintura, ¿es tozudez?
R.- Paseo por los sitios y siempre queda algo en la memoria, e insisto hasta conseguir aquel ambiente que buscaba.
P- ¿La técnica ha sido importantes en estos nuevos paisajes de Roquetas y Aguadulce?
R.- Sin duda, la plumilla puede ser una forma expontáneo de conseguir estas imágenes, es un buen procedimiento que además permite que la imaginación juegue un importante papel, aportando el color que cada cual puede sentir en un paisaje.
P- ¿Cuál ha sido su sistema de trabajo para elaborarlas?
R.- He reflejado rincones por los que ya había pasado muchas veces. La base ha sido el tema cotidiano, y eso me ha permitido descubrir rincones un poco ocultos. En cada uno de ellos he estado horas, buscando el sitio oportuno, el ángulo ideal.
P- ¿Qué aporta el artista a un paisaje?
R.- Siempre hay que aportar algo. Nunca un cuadro puede ser una fría representación de la realidad. Yo siempre trabajo del natural. En la realidad, la imaginación está más abierta a la creatividad.
P- La naturaleza, ¿transforma al arte?
R.- La naturaleza da vida, abre tu imaginación.
P- La creación, ¿debe ser rápida?
R.- No se puede generalizar Uñas veces se es rápido, expontáneo y acertado. Otras veces, de una forma reposada, porque lo requiere el cuadro.
P- ¿Se mima como mima a sus cuadros?
R.- Cuando pinto, me abstraigo de todos los problemas.
P- ¿Evoluciona o se queda como está?
R.- A veces pienso que estoy evolucionando, aunque creo que tiene que...........

 

LA VOZ regala desde el sábado sus láminas sobre Roquetas y Aguadulce

 

IR A PÁGINA INICIO VOLVER << Anterior Siguiente >>