22

IDEAL. MIÉRCOLES, 14 JUNIO 1995          IDEAL

                                          DIARIO REGIONAL DE ANDALUCÍA

                                    Manuel Domínguez, en el Aula de Cultura Unicaja.
                                                                     M. MANZANO

                                                  Pan con chocolate

                                                             MIGUEL ÁNGEL BLANCO
                                                                        
ALMERÍA

       El argumento del cuadro puede empezar con el pintor en el cuarto de estar, en el pasillo, en el rincón de la cocina, en la terracilla donde se pierde el sentido de orden en la vivienda hacia el exterior, y se mantienen los secretos de la pila de lavar olvidada, comiendo pan con chocolate. Es la historia personal en el interior de un pequeño cuadro.
      Todo es válido para construir un espacio panorámico que subyuga al pintor. Vida íntima y secreta. Descubrir lo que el autor ofrece como sistema de contemplación.
       En la exposición que nos ocupa, Manuel Domínguez mantiene su espacio personal, al que no renuncia. Y es precisamente en este paisaje libre y abierto, su gusto y manera, donde proyecta la mejor de las interpretaciones de su personalidad.
       Como un autorretrato singular de su interior, el joven pintor crea el escenario. Realiza una auténtica puesta en escena. Y después se zambulle inerme y aventurero hacia lo que observa. El resultado, ante sus ojos. ante el entusiasmo de la realidad: pan con chocolate, por ejemplo. La sublimación de lo cotidiano. Todo se encierra en el interior del espacio que día a día construye el entorno personal. Ahí están sus mejores aciertos, por esa capacidad de enaltecer lo que puede pasar desapercibido.
Argumentos para Blanca
     No es fácil entrar en la exaltación del argumento del cuadro. De hecho, la técnica de la realización se ha impuesto muchas veces al discurso del autor, aunque no falten ocasiones en que el argumento apenas tiene interés. Como ocurre en lo literario, el valor del artista no tiene por qué reducirse exclusivamente al lenguaje. Es complicado profundizar en las historias personales. Pero es la mejor solución. Los libros viejos pueden contamos sus historias en un momento determinado junto a la cartera del colegio o de viajes. El reloj que marca el tiempo a su aire. Papeles arrugados, un carpeta de las baratas. Archivo de tarjetas y fichas de libros. Sobre la mirada que se detiene en cada una de estas figuras surge la oportunidad para la imaginación. Es el último recurso. Predomina el retrato de un tiempo agonizante, que permanece, que resiste en el último rincón. El pintor convierte su obra en discurso melancólico.
Todos los argumentos, sin embargo, se concentran linealmente hacia la pequeña figura de muñeca que juega con muñeca, desde su silla, en el tiempo que pasa. Pequeño cuarto de estar. Momento a momento.
El clímax que introduce en su obra es lo más emotivo que el pintor es capaz de lanzar hacia su entorno. Esa generosidad en la confesión, es un gesto que marca el espíritu de cada

                                                                                                                                 Miguel Ángel Blanco

DOMÍNGUEZ, Manuel. Acuarelas y óleos. Aula de Cultura Unicaja (Paseo de Almería, 69). Hasta el día 14. Horario: de 7.30 larde a 9.30 noche. Cerrado, sábados y festivos.

 

IR A PÁGINA INICIO VOLVER << Anterior Siguiente >>