11

La Voz de Almería
JUEVES, 10 DE DICIEMBRE DE 1992

                                                                         Trino TORTOSA

                                                  TRIBUNA
                               El pintor Manuel Domínguez

                ACUARELISTA alménense, muy arraigado en su tierra y en sus costumbres nos muestra una obra variada tanto por su temática como por los conceptos que en ella invierte. Trata con seriedad los motivos que realiza haciendo alarde de gran conocedor del dibujo y con pincel suave de tonos soluciona asuntos de gran dificultad compositiva. Es ordenado, minucioso y detallista, estudioso de la luz con la que se recrea consiguiendo equilibrio y sentido de unidad en la totalidad de sus trabajos donde abundan las dificultades. Su obra llena de frescura deja patente que el artista no recurre a las soluciones de taller para enfrentarse a un natural que no teme, y del que saca el máximo partido de la forma más noble y leal. Busca sensaciones mediante el estudio y la observación del detalle rehuyendo de la pincelada al azar, para centrarse en cualquier rincón que le cautive y pueda sacar provecho. Deshecha la rutina y no se identifica en absoluto con alcanzar acierto tomando referencias a través de otros.
  Su obra cada vez más colorista, con ritmo y jugosidad, de corte ochocentista, ofrece calidades dignas de buen pintor con aspiraciones de gran maestro. Mantiene las formas y avanza con rapidez desde el conocimientoprofundo alcanzando resultados de verdadero mérito.
Manuel Domínguez está encontrando sin duda el camino de los pintores con pretensiones, convirtiéndose ya en alternativa clara a quienes practican su oficio siendo uno de los pilares más firmes del momento.
                                                                                                                                                  Trino Tortosa

 

IR A PÁGINA INICIO VOLVER << Anterior Siguiente >>